Blog personal de Ángela Beato. Escribo lo que siento. Digo lo que pienso. Procura no tomarme demasiado en serio.

viernes, 27 de noviembre de 2015

Ni Sinsajo ni Arlo. A mí dame Coixet

Muchos trailers tienen más calidad que las propias películas que promocionan. Incluso algunos te cuentan tanto que, una vez vistos, ya no es necesario pasar por taquilla. Hay de todo entre la docena de títulos que se colocan en la parrilla de salida de los estrenos este fin de semana. “Sinsajo. Parte II” será probablemente la película que bata todos los récords este fin de semana, con permiso de los apellidos catalanes, claro. Es la cuarta y última de la saga literaria "Los juegos del hambre" y, al igual que las anteriores entregas, está protagonizada por Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson y Liam Hemsworth. Este género de la ciencia ficción distópica tiene su público, pero a mí particularmente me da mucha pereza.


Entre la oferta de cine familiar, será “El viaje de Arlo” la opción que más elijan los padres con niños. Esta comedia de animación de la factoría Pixar plantea la hipótesis de qué habría sucedido si los dinosaurios no se hubieran extinguido. La respuesta es que probablemente existiría uno muy simpático llamado Arlo que se haría amigo de un humano y viviría un viaje iniciático.


Tenemos también algunas píldoras de cine latinoamericano, como “La calle de la amargura”, una cinta mejicana dirigida por Arturo Rípstein que narra en blanco y negro una sórdida historia real, la del asesinato de dos luchadores profesionales, gemelos y enanos, a manos de dos prostitutas. Rípstein en estado puro.


Otro de estos títulos es “Paulina”, de Santiago Mitre, sobre una joven que decide abandonar una brillante carrera como abogada en Buenos Aires para dedicarse al activismo social en una zona situada entre Argentina, Paraguay y Brasil.


La aportación oriental a esta colección de estrenos semanales es “The Assassin”, del taiwanés Hou Hsiao Hsien, que obtuvo el premio al mejor director en el festival de Cannes 2015. Ambientada en la China del siglo IX, nos presenta a la hija de un general que es iniciada en las artes marciales por la monja que la secuestra y la transforma en una asesina. El día en que una misión la lleva al lugar donde nació, deberá decidir si está dispuesta a asesinar al hombre que ama o romper para siempre con la disciplina sagrada de la orden de los asesinos.


Del cine independiente norteamericano llega “Coche policial”, con Kevin Bacon haciendo de policía corrupto. La historia tiene como punto de partida el hallazgo por parte de dos niños de un coche patrulla abandonado con las llaves puestas. Por supuesto deciden aprender a conducirlo y jugar a los polis. Hasta que su dueño reclama el auto y el cadáver que había transportado en su interior.


“The diary of a teenage girl” es otra producción estadounidense. Se sitúa en el San Francisco de la segunda mitad de los 70, a caballo entre el final del movimiento hippie y el comienzo del punk rock, y bucea en el despertar sexual y artístico de una chica.


Del cine hecho en casa empezamos con los documentales. “Droga Oral” es un experimento en el que Chus Gutiérrez ha hecho pasar por delante de la cámara a un grupo de personas de todas las edades para hablar de sus experiencias con las drogas.


El segundo es “La granja del paso”. Silvia Munt dirige este documental premiado en la SEMINCI de Valladolid con el que se muestra el problema de los desahucios desde el punto de vista de sus protagonistas, los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Sabadell.


Hay también dos producciones modestas españolas: “La Maniobra de Heimlich” es una comedia sobre un escritor que se hace popular con su primera novela, la historia sobre la muerte de su novia atragantada con un trozo de pollo. Sin ningún éxito literario más, diez años después recibe el encargo de adaptar su obra al cine.


Otra española es “Tercer grado”, del director debutante y actor catalán Geoffrey Cowper, con un argumento que promete: Después de pasar la noche con una stripper en su primer fin de semana de permiso carcelario, Mark presencia un ataque a un furgón blindado. Con ayuda de su nueva amiga tratará de recuperar el dinero robado mientras evita a la policía.


Pero de toda la cantidad de títulos que aterrizan esta semana en la cartelera, esta vez me quedo con “Nadie quiere la noche”, la última de Isabel Coixet, protagonizada por la gran Juliette Binoche, que da vida a Josephine Peary, la mujer del explorador Robert Peary. La película cuenta el épico viaje en que se embarcó esta mujer para reunirse con él y compartir la gloria de descubrir el Polo Norte, uno de los lugares más inhóspitos del mundo. Me confieso fan de esta directora, así que seguro que esta vez tampoco me defrauda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario