Blog personal de Ángela Beato. Escribo lo que siento. Digo lo que pienso. Procura no tomarme demasiado en serio.

lunes, 19 de febrero de 2018

Cosas de mujeres


Desde hace unas semanas utilizo una herramienta gratuita de Internet llamada paper.li. Permite crear una publicación digital con aspecto de periódico sobre una temática concreta a partir de distintas fuentes de noticias seleccionadas previamente o de enlaces a informaciones insertados por el propio usuario. Simplificando la explicación, en mi caso yo he elegido la mujer como argumento noticioso, así que he introducido los términos mujeres e igualdad para que, a la hora de rastrear redes sociales, blogs y medios de comunicación, este editor filtre los contenidos online más relevantes que incluyan alguna de estas etiquetas. 

He llamado a esta publicación Rompiendo la brecha y se actualiza cada lunes. Mi propósito es crear un semanario que recopile historias positivas que demuestren que el cambio en esta sociedad es real, que las mujeres vamos ocupando más espacio público y que se nos reconoce por fin el derecho y el talento que hasta ahora se nos había negado. Junto con esas noticias esperanzadoras es inevitable que se cuelen también en el filtrado otras no tan positivas; me refiero a las que tienen que ver con la desigualdad, el machismo o el maltrato, noticias que mantengo porque tienen a la mujer como protagonista y vienen bien para recordar que nos queda mucho por avanzar en este campo.

Pues bien, durante estas semanas he podido apreciar cómo el proceso automático de curación de contenidos de paper.li no es tan perfecto como prometía. Quiero decir que no siempre responde a mis expectativas, lo que me obliga a repasar la selección automática de noticias antes de compartirlas y a desechar muchas de ellas por no ajustarse estrictamente a lo que deseo destacar. Probablemente los criterios de selección de contenido tengan algo que ver en esto. El término mujer es muy amplio y resulta inevitable que esta herramienta abarque de más. El caso es que gracias a este ejercicio de ‘refinado’ he sido testigo de algo muy revelador. La etiqueta mujer está asociada irremediablemente a toda una colección de estereotipos muy añejos. Para que veáis a qué me refiero, a continuación reproduzco diez de las noticias que habían sido recopiladas por esta herramienta para formar parte de la última edición de este periódico y que obviamente he descartado de mi selección final:

-¿Cómo eliminar malos olores de las alfombras?
-Todo lo que debes saber sobre los tipos de esmaltes.
-¿Cuáles son las frutas para lucir una piel hermosa y joven?
-Nombres de niños famosos más populares del mundo.
-¿Cómo preparar una crema antiarrugas en el hogar?
-¿Cuáles son las soluciones para frenar la pérdida del cabello?
-¿Cuáles son los correctos cuidados para un bebé sietemesino?
-¿Cómo evitar engaños a la hora de vender sus joyas?
-Estas son las cinco posturas que prefieren las mujeres para el sexo.
-Una mujer se electrocuta al intentar hacerse una 'selfie' en la bañera

Es sintomático que más de la mitad de la información que contiene la palabra mujer está relacionada con limpieza del hogar, belleza, maternidad, salud, familia… y también, cómo no, estupidez. Porque, claro, en el ecosistema femenino nuestras mayores preocupaciones son esas: los olores en las alfombras, las cremas antiarrugas caseras, el fascinante mundo de los esmaltes de uñas, los cuidados del bebé sietemesino o que no nos engañen cuando vamos a vender las joyas de la abuela. En fin...

No hay comentarios:

Publicar un comentario